martes, 22 de mayo de 2012

Aporte de un debate


Un debate puede tratar de cualquier tema: político, social, científico, artístico, filosófico, didáctico, etcétera. La primera finalidad al desarrollar un debate, como ya se mencionó, es favorecer el intercambio y la generación de ideas y propuestas, así como motivar a la reflexión. Para quien es invitado a participar en un debate, significa la necesidad de preparar y sustentar de manera solvente un punto de vista sobre el tema a tratar. Dependiendo del contexto, en ciertos debates, es muy importante manifestar habilidades personales como una gran solvencia ética, una actitud positiva, que poseemos un punto de vista idóneo sobre el asunto, o que se sabe y se ha realizado amplio trabajo de investigación en relación con el tema abordado.




Sin embargo, lo anterior no debe impedir que el participante considere que el debate es una interacción comunicativa a la que se asiste para escuchar y aprender de las participaciones y de los comentarios que otros puedan hacer respecto a nuestras aportaciones. Por eso es importante tomar notas o elaborar una conclusión propia después del debate, considerando las propuestas de los demás como lo que son: puntos de vista, aun cuando no estemos totalmente de acuerdo con ellos.



Si a título personal, académico o profesional, tenemos una cercanía genuina con el tema del debate en el cual participamos, estas anotaciones y conclusiones nos resultaran muy útiles. Pueden ilustrarnos sobre que se está pasando en torno al tema, cuáles son sus aspectos polémicos, innovaciones, prejuicios e ideas erróneas, incluso darnos referencias de nuevas fuentes de investigación y consulta, es por eso que al debate además de asistir preparados con nuestras habilidades verbales, debemos llegar con los oídos bien dispuestos a escuchar.


Lectura, expresión oral y escrita II
Laura Elisa Varela Cabral
Maruma Godoy Rangel
3a Edición
Unidad 3 Expresión oral
Pág. 131

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada